Contacto: Tel:+54 341 489 3500

Hospital Privado de Rosario

Presidente Roca 2440, Rosario

Lagrimeo en el adulto

Las lágrimas son consideradas un capa más del ojo. Tiene una importante función en la lubricación, nutrición y las defensas del mismo.
En forma permanente producimos lágrimas que, luego de cumplir su función, son evacuadas por la vía lagrimal excretora hacia la nariz.
Cuando hay un desequilibrio entre la cantidad de lágrimas que producimos y la que es capaz de evacuar la vía lagrimal excretora se produce el lagrimeo o epífora.
El examen oftalmológico determinará si esto se debe a un exceso de producción de lágrimas o a un trastorno en la evacuación.
El mismo incluye endoscopía endonasal de última generación para detectar problemas nasales que contribuyan al lagrimeo y para determinar la mejor técnica para solucionar el problema.
Pueden ser necesarios estudios por imágenes como la dacriocistografía o la centellografía  para confirmar el diagnóstico y elegir el tratamiento adecuado.

Obstrucciones bajas de la vía lagrimal. Cirugía lagrimal endoscópica.

La vía lagrimal puede sufrir obstrucciones en cualquier parte de su recorrido.
Cuando la obstrucción se produce a nivel del saco lagrimal o el canal lacrimonasal es necesario realizar un procedimiento denominado dacriocistorrinostomía. En este procedimiento se comunica el saco lagrimal con las fosas nasales en un sitio más alto que la obstrucción y se deja un stent de silastic que es retirado unas semanas después de la cirugía. Este procedimiento puede ser realizado por vía externa o por la más moderna técnica endoscópica, que permite realizar la cirugía desde la nariz utilizando una cámara de video, sin dejar incisiones visibles.
El Dr. Rubin realiza cirugía lagrimal endoscópica desde 1997, siendo uno de los pioneros en el país en realizar y difundir esta técnica en congresos y jornadas.
El examen oftalmológico especializado y los estudios complementarios determinarán cual es el procedimiento más indicado para el paciente. El porcentaje de éxitos de la cirugía lagrimal es muy alto y puede ser realizada en forma ambulatoria.

Obstrucciones altas de la vía lagrimal.

La  obstrucción puede suceder en la porción más alta de la vía lagrimal, como los puntos lagrimales o los canalículos. En los casos más leves puede realizarse una reconstrucción de los mismos, en los casos más severos es necesaria la colocación de una prótesis permanente para drenar las lágrimas a la nariz, llamada Tubo de Jones. La colocación del mismo se realiza bajo visualización endoscópica endonasal. Esta técnica permite monitorear durante la cirugía la correcta posición del tubo de Jones, reduciendo la necesidad de futuras cirugías. Puede ser realizada en forma ambulatoria.

<

LAGRIMEO EN ADULTOS

 
Estudio radiográfico con contraste donde se osbserva vía lagrimal obstruida y dilatada
Paciente operado con técnica endoscópica 24 hs antes. No presenta incisiones visibles. Esquema de la vía lagrimal. Por transparencia se observa su desembocadura en la nariz
ptosis ptosis ptosis